Carmen, buscando mi suerte: XI. Cuidadito, cuidadito

Las reflexiones no son mi fuerte. Cuando Ramón murió, sí, ya podía decirlo así de real, así de cruel; cuando Ramón murió, no me metí en pensamientos tipo “qué va a ser de mi vida ahora”, simplemente sobreviví día a día hasta que el dolor se hizo más llevadero y comencé por interesarme de nuevo, poco a poco, por los pequeños detalles que la vida me iba ofreciendo. No fue fácil, no fue premeditado, pero ese momento llegó a pesar de que yo no estaba dispuesta a permitir que lo hiciera. El culmen de la recuperación ya lo conocemos todos: conocí a Pepe, me hizo descubrir que no solo tenía que interesarme por los detalles pequeños, sino que a veces podía brindarme regalos enormes envueltos en papel de colores y con un gran lazo rojo alrededor. Tan grande y llamativo que si no lo veía es porque de verdad no lo merecía. Yo había sabido verlo, no inmediatamente, pero lo suficientemente a tiempo como para encontrarme en la casilla de salida de nuevo preparada para comenzar una nueva jugada.

Se puede decir que con todo lo que me había pasado y todo lo que le estaba pasando, por ejemplo, a Gloria, me cogía con más fuerzas al tren, no había un minuto que perder. Y qué decir de Gloria, ¿quería a ese niño? Sí, sin ninguna duda. ¿Quería a Roberto? ¡Quién sabe! Ella era como una cajita sorpresa y yo ya había  dado por perdido todo mi conocimiento sobre ella. Había desistido de entenderla.

– Ya estamos aquí. – Gloria se plantó delante de mí, que aguardaba con las piernas estiradas y los brazos cruzados en mitad de la sala de espera, rodeada de mujeres embarazadas y familiares a los que traté de evitar con la mirada para que mis pensamientos no fueran por caminos oscuros y nada aconsejables.

– ¡Coño, qué susto! Perdón, perdón, no os esperaba tan pronto.

– Pues han sido veinte minutos lo que hemos estado dentro. – Sí que había reflexionado yo al final, sí.

– ¿Qué te han dicho? – Me había levantado, por si esa información puede ser relevante.

– Está todo bien.

– ¿Sí? – Y mi alegría era real, no celosa ni nada por el estilo.

– Ajá, es un sangrado de implantación, pero necesito reposo.

– ¿Entonces todo bien?

– Sí, Carmen, todo bien.

– No sabes cuánto me alegro.

– Lo sé, amiga, lo sé.

– Venga, que te llevo a casa. – De esas veces que no ves lo evidente.

– Me va a llevar él. – Y volviéndose a Roberto. – Pero me llevas y ya está, que no necesito que me cuiden. Además, estoy de vacaciones, ni voy a ir a trabajar ni nada. Y llamaré a mi madre y…

– Sí, sí, Gloria, lo que tú digas. Carmen, me alegro de verte. – Y me dio dos besos con una cara que no podía evitar reflejar la alegría contenida. Pobrecito Roberto.

– Tú vuelve al pueblo, Pepe te está esperando.

– ¿Quién es Pepe?

– Luego te lo explico.

– Sí, lo voy a llamar para vernos esta noche.

– Eso, sexo, eso.

– ¡Oh, Gloria, por Dios! Cómo se nota que estás mejor. ¡No todo puede ser sexo!

– Todo en esta vida es sexo, amiga, todo.

– Me voy.

– Espera.

– ¿Qué?

Y me abrazó fuerte. Un abrazo de esos que no esperas, al que no estás acostumbrada, un abrazo de esos de los que se dan poco y que saben a mucho.

 

Antes de esto…

Carmen, mi suerte en la vida – Primera temporada

Carmen, buscando mi suerte – Comienza la segunda temporada

II. Eleonora

III. Mi vida sin mí

IV. Aventuras animadas de ayer y hoy presentan… ¡Sorpresa!

V. Vuelta a empezar

VI. Gloria, la visita más inesperada

VII. Verano azul

VIII. Hola, Pepe, soy Carmen

IX. Esto es Hollywood

X. Un paseo por las nubes… y caída libre

Es Carmen!

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Carmen, buscando mi suerte: XI. Cuidadito, cuidadito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s