La Carmen que llevas dentro

Escribiendo, leyendo y releyendo Carmen! me he dado cuenta de una cosa: todas llevamos una Carmen dentro.

Porque Carmen tiene muchas cosas y seguro que con algunas de ellas es fácil sentirse identificada. Quizá yo, que la escribo, tenga más cosas en común con ella que otra persona, por aquello de que extrapolo ciertas características que supongo mías a su forma de ser y parecer, pero ¿quién no se ha sentido alguna vez tan agobiada que ha ansiado poner tierra de por medio durante unos meses? Irse a un pueblo a respirar aire fresco, tomar el sol y olvidarse de la realidad. ¿Quién no ha querido dar el paso de empezar de nuevo en otro sitio, en Madrid por ejemplo? ¿Quién no tiene que mantener a raya sus curvas? ¿Quién no ha sentido la llamada de la naturaleza y de repente, un día, necesita ser madre? ¿Quién no tiene conflictos con su madre, con su abuela?

Seguro que coincides con una de estas, ¿cuál sería tu Carmen?

Curvas

Carmen, esa mujer de armas tomar, de curvas vertiginosas, que celebró la apertura de Violeta – la nueva tienda de Mango – más que ninguna de sus amigas. Carmen lleva tacones hasta para andar por casa porque sabe que le favorecen. Carmen tiene un particular punto de vista sobre la vida y se enfrenta a ella cada segundo con un poco de locura y un mucho de ironía.

Tres Cármenes

Carmen pertenece a una larga estirpe de Cármenes, una tradición que al principio le agobiaba y ahora la hace sentir orgullosa. No solo comparte nombre con su madre, su abuela y quién sabe cuántas mujeres más de su familia, sino que comparte su cuerpo y su carácter.

Amor grande

Serenidad y desenfreno en la espalda de Pepe

 

Pero Carmen no se enamora de chicos malotes, eso lo deja para las novelas de amor que ella a veces lee, pero que nunca confesaría que hace, no sabemos por qué, supongo que lo iremos descubriendo. Ella ha dejado atrás esa época del tonteo, del tira y afloja, de los cuentos ideales, aunque a decir verdad nunca ha sabido lidiar con ese tipo de historias. Ella se enamora de HOMBRES, hombres que van al grano, que tienen muy claro lo que quieren, que tienen una risa franca y unas manos capaces de aunar seguridad y pasión con solo una pasada. Carmen se enamora de Pepe.

ConfusiónCarmen ha vivido mucho tiempo confundida, demasiado, pero ahora ha renacido. Vuelve a ser ella o como le gusta decir: una versión mejorada de sí misma. “Con casi 40 años, no me reconozco pero me gusto”. La Carmen que veremos en la tercera temporada, “Carmen, mi suerte está echada”, será muy diferente de la que hemos visto en las dos primeras. Hasta el tono de la narración será otro.

Antes de buscar a tu Carmen interior, descúbrela aquí: ¿Qué es La Suerte de Carmen?

Y una vez que sepas quién es, qué es, tienes mucho que leer para ponerte al día con este relato por entregas antes de que comience la tercera temporada.

Pincha sobre las imágenes para ir a la primera y segunda temporada.

Carmen 1          Carmen 2

1527198

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “La Carmen que llevas dentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s