Carmen, mi suerte está echada: XVI. El plan de Gloria (y 2)

XVI. 2

Intentar explicarle a Gloria mi vida era como beber agua por el lado equivocado del vaso, como te dicen que bebas cuando tienes hipo, pues así. ¿Cómo podía yo mostrarle mis verdaderas preocupaciones?

– Sí, aún quería a Pepe, aunque mi cabeza, mi corazón y el paso de los días y de los acontecimientos habían hecho que la intensidad se matizara y ese sentimiento se mezclara con otros nuevos que estaban despertando con respecto a Alberto.

– Alberto se había convertido en un excelente partener, era interesante, lo pasábamos bien juntos, me gustaba a todos los niveles (que no soy tan superficial como podría parecer en las últimas páginas de mi suerte) y, lo mejor, le gustaba yo a rabiar (o al menos es lo que se desprendía de su actitud.

– En alguna ocasión había salido el tema hijos en conversación con Alberto y él no había huido despavorido de mi lado. Ni tampoco le había notado en la cara un gesto extraño, como de estreñimiento; ni había cambiado de tema de forma evidente. Podían confluir muchas causas, pero quizá la más acertada es que él, al contrario que Pepe, no era padre y puede que hubiera una mínima posibilidad de que albergara ese pequeño deseo dentro de su ser. Y que los dos viajáramos en la misma dirección sin saberlo.

– Pero él no era Pepe. Esta última aseveración me la guardaba en lo más hondo de mi ser y no la dejaba salir por miedo a que se hiciera realidad. Dicen que si no hablas algo es como si no existiera y aunque eso es lo más estúpido del mundo, yo seguí a pies juntillas esa creencia popular, porque las creencias populares algo de verdad deben de tener, si no de qué van a ser creencias populares. Pues él no era Pepe, él no era quien se había presentado a recogerme en un tractor amarillo.

– Pero yo quería ser madre y el tiempo ya jugaba en mi contra. Era como un partido de fútbol en el que a mi equipo le hubieran expulsado la mitad de la plantilla y tuviera que llegar al final aguantando, solo aguantando. Así me veía yo, aguantando dentro de un margen tan pequeño de maniobra que era claustrofóbico.

Estos eran los puntos más importantes que ponían sobre la mesa mi actual estado mental. Confusión es la palabra que podría describir el conjunto, aunque en resumen sería esto: quería a Pepe, volvería con él con los ojos cerrados, aún cuando fuera como una traición a Alberto – al que no había mentido en ningún momento –; de todas formas, esta decisión de volver con él podía verse afectada con cada día que pasaba, cada hora que pasaba sin estar juntos, y porque mi necesidad vital de ser madre estaba en el top ten de mis sentimientos, con suerte o sin ella, en unos meses me sometería a la inseminación artificial y que saliese el sol por Antequera. Y es que como me dijo una vez una amiga: el amor, a veces, no es suficiente.

Antes de esto…

Carmen, mi suerte en la vida – Primera temporada

Carmen, buscando mi suerte – Segunda temporada

I. Historias que acaban, historias que comienzan

II. La historia que comienza

III. La fiesta

IV. Llamando a mi controlador, llamando a Gloria

V. Reflexionando que es gerundio

VI. Vacíos y llenos

VII. Instalando sensaciones, emociones y estados de ánimo

VIII. El proyecto Carmencita

IX. Encuentros en la tercera fase

X. Déjà vu (O la noche esotérica 2)

XI. Un recuerdo, una nostalgia, un dolor

XII. Puntos, comas e inflexiones

XIII. El hotel

XV. En un parque cualquiera

XVI. El plan de Gloria

Es Carmen!

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “Carmen, mi suerte está echada: XVI. El plan de Gloria (y 2)

  1. Pues a pesar de que yo soy la fan número 1 de Alberto, contra el corazón no se puede ir y tampoco es plan de quedarse con alguien nada más que porque sí sería un posible candidato a padre de tus hijos. La verdad es que la pobre Carmen está en un dilema terrible. Besotes!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s