Carmen, mi suerte está echada: XX. Un viaje a las estrellas (3)

XX.3

Pero sí conocí Toledo. A un sábado con un sol tan radiante no podía traicionársele quedándose dentro de una habitación de hotel por muy caro que este fuese. Y el desayuno se servía en el restaurante, un espacio enorme con grandes ventanales y una zona con cubierta acristalada que solo en el folleto me había hecho babear de la emoción. Solo podía soñar cuánta luz podía entrar allí en un día como ese y estaba deseando verlo. Me levanté de un salto y me fui a la ducha directamente, dando saltos como una niña pequeña justo antes de abrir los regalos de Navidad.

– Me habías dicho que los desayunos de los hoteles te encantaban, pero no sabía hasta qué punto.

– ¡No lo sabes tú bien! ¿Vienes? – Y pulsando un botón, abrí una cortina automática que dejaba al descubierto un cristal que ponía en contacto visual la ducha con la habitación, sí, es verdad. – Es ahora o nunca, no cambio ese desayuno ni por todo el sexo del mundo. – Y me volví dejándole un primer plano de mi inconmensurable trasero. Esa mañana, el rubor de mis mejillas mientras untaba mantequilla a las tostadas fue totalmente natural, como en las películas. Mejor que en las películas.

Sentados junto al ventanal, me maravillé al observar toda la gente que estaba allí. Realmente son muchos los que tienen el dinero suficiente para pagarse noches en hoteles como ese, parecían salir de debajo de las piedras. Incluso familias completas con hijos, con lo que eso debía de costarles, madre mía. De todas formas, me cuidé mucho de no parecer tan curiosa como Toñi madre, no quería que se me notara lo poco acostumbrada que estaba a todo ese lujo. Y es que yo llamo lujo al pan recién hecho, a la mantequilla tan suave que la tostada resbala dentro de la boca, a la mermelada en tarritos de cristal que hacía que mi paladar cantara del gusto, al zumo de naranja natural que te exprimían allí mismo en el mismo instante en que tú lo pedías, al café que sabía a café del bueno… Eso era lujo para mí aunque para todos los que estaban allí, eso significara su normalidad. Cogí la mano de Alberto sin querer, en un impulso nada controlado y sonreí bobalicona mirando por la ventana. Un jardín digno de los mejores palacios, con setos cortados haciendo formas y flores de colores por doquier, me devolvía una vista incomparable.

– Podría quedarme a vivir aquí, pero no tienes dinero suficiente, ¿verdad? – Lo miré a los ojos, graciosa.

– Siento decirte que no, pero podemos probar a quedarnos algún día más.

– No creo que haga falta.

– ¿Falta para qué?

– Ya lo sabrás. ¿Sin red?

– Ya te lo dije, yo estoy sin red desde el principio. – Y su mirada se volvió profunda, como si hubieran abierto una compuerta y una oscuridad inmensa asomara a sus ojos. Me dio algo de vértigo, para qué voy a negarlo, pero no me dio miedo. Y eso me envalentonó.

Antes de esto…

Carmen, mi suerte en la vida – Primera temporada

Carmen, buscando mi suerte – Segunda temporada

I. Historias que acaban, historias que comienzan

II. La historia que comienza

III. La fiesta

IV. Llamando a mi controlador, llamando a Gloria

V. Reflexionando que es gerundio

VI. Vacíos y llenos

VII. Instalando sensaciones, emociones y estados de ánimo

VIII. El proyecto Carmencita

IX. Encuentros en la tercera fase

X. Déjà vu (O la noche esotérica 2)

XI. Un recuerdo, una nostalgia, un dolor

XII. Puntos, comas e inflexiones

XIII. El hotel

XV. En un parque cualquiera

XVI. El plan de Gloria

XVII. El restaurante de Pepe

XVIII. Un par de cosas

XIX. Caminando hacia el borde del precipicio

XX. Un viaje a las estrellas

Es Carmen!

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “Carmen, mi suerte está echada: XX. Un viaje a las estrellas (3)

  1. Pingback: Es miércoles, es Carmen! – My Stories Project

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s